ESTADOS UNIDOS: POLÍTICA Y ECONOMÍA

Contexto económico

Coyuntura económica

La crisis financiera global de 2009 impactó duramente a los Estados Unidos, llevando a la economía más poderosa del mundo a su peor recesión desde los años 1930. De forma lenta pero segura, la economía americana se ha recuperado gracias a un plan de estímulo presupuestario y monetario de largo alcance del gobierno. Las bajas tasas de interés, aumento en el consumo de los hogares y la creación vigorosa de empleos aminoró el impacto de un invierno severo y huelgas importantes de trabajadores en muelles, permitiendo que el PIB se mantuviera estable creciendo 2,6% en 2015. Se espera que el país mantenga el mismo nivel de crecimiento en 2016, impulsado principalmente por el consumo, así como por la inversión en modernización corporativa. La Reserva Federal de los Estados Unidos aumentó sus tasas de interés 0,25% en diciembre de 2015, dando fin a siete años de política monetaria expansionista.

Estados Unidos tiene desafíos domésticos e internacionales. La deuda pública americana continúa siendo alta – casi 105% del PIB – y se espera que continúe creciendo. La fortaleza del dólar y el débil crecimiento de las economías europeas y japonesa ha tenido un impacto negativo en las exportaciones, generando un creciente déficit comercial. La presidencia de Barack Obama se acerca a su fin (la constitución impide que sea elegido para un tercera término) y un nuevo presidente será elegido en noviembre de 2016. En el extranjero, Estados Unidos busca solucionar los conflictos en Ucrania y Medio Oriente, así como atender la desaceleración economíca de sus principales socios comerciales.

La crisis financiera internacional provocó un aumento considerable del desempleo en los Estados Unidos, el cual llegó hasta 10% en octubre de 2009. Aunque la tasa de desempleo ha disminuido a 5,3% en 2015, detrás de esta cifra hay una baja de la tasa de participación en el mercado laboral que llegó a 62% a finales del 2015. Si se toman en cuenta a los trabajadores desanimados que dejaron el mercado laboral y los que se ven obligados a aceptar puestos en jornada parcial, la tasa de desempleo real sube a 10% (comparado a 8-10% antes de la crisis). Los niveles de desigualdad económica y social han aumentado desde los años 1980, alcanzando actualmente su punto más elevado desde hace un siglo. En 2014, el número de ciudadanos americanos que disponían de un bien inmobiliario alcanzó su nivel más bajo desde 1995.

Indicadores de crecimiento 2012 2013 2014 2015 2016 (e)
PIB (miles de millones de USD) 16.155,25 16.663,15 17.348,08 17.968,20e 18.697,92
PIB (crecimiento anual en %, precio constante) 2,2 1,5 2,4 2,6e 2,8
PIB per cápita (USD) 51.384 52.608 54.370 55.904e 57.766
Saldo de la hacienda pública (en % del PIB) -6,2 -4,1 -3,6 -3,1e -3,0
Endeudamiento del Estado (en % del PIB) 102,5 104,8 104,8 104,9e 106,0
Tasa de inflación (%) 2,1 1,5 1,6 0,1e 1,1
Tasa de paro (% de la población activa) 8,1 7,4 6,2 5,3 4,9
Balanza de transacciones corrientes (miles de millones de USD) -449,67 -376,76 -389,53 -460,62e -551,50
Balanza de transacciones corrientes (en % del PIB) -2,8 -2,3 -2,2 -2,6e -3,0

Fuente: IMF – World Economic Outlook Database, 2015

Nota: (e) Datos estimados

Principales sectores económicos

El sector agrícola americano es uno de los más grandes del mundo. Se caracteriza por una alta productividad y por el uso de tecnologías modernas. Estados Unidos es uno de los principales productores de maíz, soja, carne de res y algodón. El estado de California genera más del 12% de la producción agrícola total del país. Sin embargo, la agricultura representa únicamente 1,4% del PIB americano y emplea a 1,6% de la población activa.

Estados Unidos es un país muy industrializado. El sector industrial representa 21% del PIB e incluye una gran variedad de actividades. Las más importantes son la fabricación de maquinaria eléctrica y electrónica, de productos químicos y maquinaria industrial, así como el sector agroalimentario y automotriz. También es líder mundial en el sector aeroespacial y en la industria farmacéutica. La abundancia de recursos naturales ha convertido al país en líder en la producción de varios minerales y le permite mantener una producción diversificada. Así, es también el mayor productor mundial de gas natural líquido, aluminio, electricidad y energía nuclear, y el tercer productor mundial de petróleo. Desde hace varios años desarrolla la extracción a gran escala de gas de esquisto.

La economía americana se basa fundamentalmente en los servicios. El sector terciario representa más de tres cuartos del PIB y emplea a 81% de la mano de obra.

Repartición de la actividad económica por sector Agricultura Industria Servicios
Empleo por sector (en % del empleo total) 1,6 17,2 81,2
Valor añadido (en % del PIB) 1,3 20,7 78,0
Valor añadido (crecimiento anual en %) 2,7 1,7 2,3

Fuente: World Bank, 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s