Isaac Terceros: “La orquesta es una tarjeta de presentación para una ciudad”

ALENTO | EL JOVEN DIRECTOR, HA COSECHADO APLAUSOS POR SU RECIENTE PRESENTACIÓN Y SE PERFILA COMO UN REFERENTE EN LA MÚSICA CLÁSICA.

Es domingo por la noche en la calurosa Santa Cruz de la Sierra, acaba de concluir la cuarta función de la naciente Orquesta Filarmónica de Santa Cruz de la Sierra, que puso en escena la obra “Cármina Burana”.

Alrededor de 200 artistas en escena lograron volcar taquilla con cuatro funciones y conquistaron la ovación de pie de más de 2.000 personas. Pocas veces un concierto de música selecta ha logrado tal hazaña en la ciudad de los anillos; por eso, los ojos del director Isaac Terceros tienen un brillo especial. Tampoco puede dejar de sonreír ni de sentir una profunda emoción en la piel.

De estatura pequeña, moreno, timbre de voz alto, hablar pausado y ceremonioso, ese joven músico sabe que logró con creces sus objetivos y va por más… Aquí, sus palabras, que son el reflejo de una generación de músicos que quiere vivir del arte.

 

OH!: Vamos por el principio: ¿cómo surgió la idea de la Orquesta Filarmónica de Santa Cruz de la Sierra?

La idea de tener una orquesta surgió hace más de dos años con una generación de jóvenes con quienes habíamos crecido y con quienes nos habíamos formado en Bellas Artes… Fue entonces cuando comenzamos a crear las estrategias para tener una orquesta avanzada y profesional en nuestra ciudad. En ese entonces no sabíamos cómo se iba a llamar, pero luego todo se fue concretando hacia este año con la primera producción que realicé, que fue el Mesías, y luego la Orquesta Filarmónica tomó forma en todos los aspectos, tanto en los asuntos administrativos como en el equipo musical.

 

OH!: ¿Y por qué Cármina Burana para su estreno?

Cármina Burana es una obra que integra una gran orquesta y un gran coro, es una obra muy representativa del repertorio clásico del siglo XX… Es una obra que siempre estuvo en mi mente y aunque barajamos otras opciones, no había nada que se compare a ella. Por eso, la obra ganó nuestra elección, porque significaba que la orquesta podía lucirse, desarrollarse y expresarse de forma plena con ricas sonoridades, con ritmos muy enérgicos, podía hacer sentir el peso de una gran orquesta con la integración de voces, de solistas y de un coro infantil. No había una mejor opción que Cármina Burana.

 

OH!: ¿Qué fue lo más difícil de este reto?

Lo más difícil en toda la gestión de una obra es el aprendizaje de las melodías y del texto, y en Cármina Burana es un texto que está escrito en latín y en un alemán antiguo, que es bastante difícil de aprender. Claro que la dificultad mayor no estaba solo ahí, sino también en  la gestión administrativa…

 

OH!: ¿Por qué?

Porque significaba establecer una buena estrategia de comercialización del proyecto; es decir, llevar Cármina Burana de una buena manera a las empresas e instituciones, para que ellas puedan sumarse al proyecto, para que puedan donarnos sus recursos. Saber comunicar fue un enorme desafío y más difícil todavía que trabajar con el sector privado fue trabajar con el sector público, porque ahí no solo juegan los intereses de las obras,  sino otros intereses y exige otro tipo de comunicación, realmente fue nuestra mayor dificultad, el mayor desafío en la preparación de Cármina Burana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s